¿ESCUELA TOMADA?

LA COMUNIDAD EDUCATIVA DE LA ESCUELA SECUNDARIA N° 11 FUENTEALBA, ESTÁN PREOCUPADOS, PORQUE SE ENCONTRARON VESTIGIOS, DE QUE HAY PERSONAS VIVIENDO EN EL EDIFICIO INCONCLUSO DE LA ESCUELA.

 

Lo que se encontró dentro del colegio.

Vecinos y la comunidad educativa de uno de los barrios dela ciudad, están preocupados y molestos, no solo porque la obra de construcción de un colegio esta parada desde hace mucho tiempo, sino que ahora hay que sumarle que dentro del mismo, hay personas de dudoso vivir.

Hace unos años atrás, la comunidad educativa del barrio La Loma, mas precisamente del la escuela secundaria N° 11 “Carlos Fuentealba”, estaban esperanzados en tener su edificio propio, cuando comenzó la construcción del establecimiento sobre la calle 18 de julio entre Buen Ayre y Aipu, pero esa alegría se convirtió en tristeza y bronca, porque la misma no se termina.

Los alumnos, docentes, auxiliares y cuerpo directivo del colegio, vienen manifestando su mal estar y preocupación  por el parate de la obra desde hace años, presentando notas al concejo escolar, a las autoridades que correspondan, manifestaciones, clases publicas, radio abierta, con el solo objetivo de que concluyan la obra.

A esta preocupación, se les sumo que en el edificio, se observo desde hace unos días, la presencia de personas en el lugar, quienes se resguardan de la noche en el edificio inconcluso del colegio, con todo lo que esto significa, “se va a convertir en un aguantadero” nos decia una vecina “queremos que nos terminen el colegio, en ese lugar tenemos que estar nosotros no estas personas que no sabemos que hacen en el lugar” nos decia un alumno del colegio.

Por lo pronto, sabemos que las autoridades del colegio, realizaron la correspondiente denuncia, como así también ante las autoridades educativas, y municipales, esperando una respuesta para con los alumnos y la comunidad del barrio La Loma.

Esperemos que las autoridades educativas provinciales, de infraestructura e incluso la misma gobernadora, tome cartas en el asunto y se termine el edificio, que tanta falta le hace a la comunidad educativa del barrio la Loma, quienes comparten edificio con la escuela primaria N° 30.